domingo, 9 de mayo de 2010

Confieso que he blogueado...

Hace tiempo que estoy deprimido, tanto que decir "estoy" me suena a poco, más bien diria que soy depresivo. Pero eso es solo una característica mia, la que más me duele en este momento. Si tuviera que agregar otras diría: raro, ciclotímico, de autoestima baja (con picos altísimos, ven? ciclotímico es la palabra), solitario, aburrido, tranquilo, profundo, fiel, tímido, etc. Y pienso incluir muchas más en este etcétera a lo largo de futuros posts. Lo que importa para el caso, es que hay veces que me siento mal y me da por escribir. No importa quien lo lea, solo necesito sacarlo. Y en otras solo se me ocurren cosas, mundos internos, ideas locas, y también las escribo, tan solo para que no mueran en mi conciencia. En el fondo adoro que alguien lo lea, y mejor aún si comenta algo, pero prefiero que sean internautas fortuitos, navegantes respetuosos que caen por obra de Internet en estas aguas, como lo he sido yo tantas veces...

Pero me estaba llendo del asunto... En un tiempo cercano,  inspirado por muchos bloggers a los que sigo y sabiéndome necesitado de expresar mis sentimientos de alguna manera, comencé unablog, al que di  forma cual órfebre con su vasija, y llegué a sentirme orgulloso de él. Pero me traicioné. Traicioné la idea central, el leiv motiv... Me empezó a importar más tener seguidores, que lo que escribía en él. Y en un principio no fue tan malo, al menos era auténtico y sabía que habia quien leia mis cosas, y que esas personas no me conocían, aparte de un par de amigas a las que "inicié" en mi causa. Pero como dicen en mi libro guia, El Señor De Los Anillos: los corazones de los hombres se corrompen, y mi ego (no un anillo) me traicionó. Yo tenía desde antes, una pequeña reputación de escritor de cosas cómicas en Facebook, es que el humor es la defensa de mi vida, y en pos de más "fama" comencé a hablar con amigos acerca de mi blog "Las Puertas De Gondolin". Al cabo, llegó un momento en que me di cuenta de que no podia escribir mis pensamientos más íntimos sin quedar en evidencia ante la gente que veo todos los dias, y créanme si les digo que mi mundo interior es prolífico tanto en depresión como en cosas variadas...

Lo que ocurre es que me da vergüenza contar cosas profundas que necesito contar. Nada grave, tan solo subproductos de mi mente que vive en soledad. A veces me gustaría no ser tan complicado. Lo que importa es que debo admitir que es algo dificil para mi como hombre, mostrar ese lado tan "sensible", a la vez depresivo y poético... Me hace sentir vulnerable, expuesto.  Todo esto es peor aún, si mis compañeros de todos los dias lo ven... Por lo mismo, pienso seguir mi otro blog: siempre hay cosas que contar, sobretodo como estudiante de medicina, pero en paralelo he decidido crear este, al cual defino cómo la expresión más sincera de mi personalidad...  Siento que quien escribe el primer blog es una versión autocensurada de mi mismo, y eso lo hace inútil, no quiero escribir cosas que no siento cuando se me da que siento tanto. Asi es que nació El Refugio Del Elfo, del que espero sea una ayuda y un soporte para mi vida... Invito a todo quien haya encontrado esto a comentar lo que opine y si quiere a leer esta pequeña historia que es mi vida...