domingo, 20 de marzo de 2011

La luna.



El dia de ayer fue un sábado que comenzó temprano. A las cinco de la mañana me levanté para ir a tomar el atestado bus de los sábados. Mientras iba por la call con el desgano habitual y mirando a los seres que volvian felices de los bailes quedé asombrado por la hermosa luna que se veia en el cielo.

Maravillosa como ninguna otra que estuviera en mi memoria, esa luna destacaba entre la oscuridad de la noche y las luces de la calle. Recostada contra el enorme tanque de agua que se ve en las cercanias de mi barrio, la veia caer desde el cielo. Parecia darle un armonioso contorno a los viejos arboles que se recuestan contra el cielo nocturno, en la linea del horizonte.

Mi mente voló de alli a la luna que contemplaba Frodo en su viaje a Mordor y Pippin desde Minas Tirith.
De alli volé hacia todas las personas que estarian mirandola en ese mismo momento. Personas en momentos sombrios, personas felices que vuelven de una fiesta, personas en paises en guerra rezando por un nuevo dia, porque el amancer deberia traer siempre esperanza, y triste es cuando no lo hace.

Recordé también a las lunas de Cúneo, un pintor de mi pais. Pensé en todos los artistas en la historia de la humanidad la han contemplado regalandole sus versos, sus pinturas, sus canciones. La luna es un elemento demócratico dentro de la naturaleza, está a la vista del mundo y no une en su contemplación. 

La luna de Cúneo que llegó a mi mente...


Cuando disfrutaba de ese breve instante de excitación mental, tuve que volver a la realidad. Tenia un horario, tenia obligaciones, segui mi camino y no recuerdo si volvi a pensar en ello.  En es momento deploré amargamente no tener una cámara de fotos, pero segui mi camino sin darle demasiada relevancia. "Cosas mias" habré pensado, "debe ser la madrugada que cambia mi perspectiva, está tan grande como siempre".

Hoy me entero de que no fue solo mi imaginación: era un fenómeno astronómico. El perigeo, cuando nuestro gran satélite se ve más grande y brillante que nunca. Dicen que la última vez que ocurió fue en 1993 pero no lo recuerdo, tenia solo cuatro años. Espero contemplarla de nuevo, espero tomarla como promesa para mejorar. Espero que sea un mejor yo quien la esté mirando, que mis ojos sean más felices. Que pueda verla tomandole la mano a alguien, y tener una cámara para poder registrarlo.

Cuando vuelva no se si seguiré escribiendo este blog, espero que si, pero no lo se. Solo se que recordaré este momento, a ustedes lectores y a mi vida actual.  

Saludos.

9 comentarios:

  1. Es cierto que la luna ayer estaba en su mejor momento. Me comentaron que sería así y yo la busqué desesperadamente entre los edificios de mi ciudad hasta que al final la encontré pletórica, grande, brillante, inmensa. Una suerte finalmente poderla ver, pensé. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Layna: Yo no me habia enterado asi que me agarro de sorpresa. Me hubiera detenido un poco más de haber sabido lo que era. En mi ciudad no hay edificios altos, lo cual es una suerte en estos casos, en las ciudades mas grandes es dificil contemplar el firmamento.

    Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. abuuuu.....que papafrita que fui, yo anoche la ví (o mas bien su luz), y claro yo, la ignoré ni siquiera me fijé en el cielo y no pude(o no quería) verla, weee ;(, y se supone que tendré que esperar como 20 años más...y a mi que me gusta tanto la luna :(.
    Tu post me recordó a esa frase que dice que "la vida es sorprendente si te detienes a vivirla", gracias.

    ResponderEliminar
  4. az: me alegra que hubieras recordado esa frase. Bienvenida la reflexión. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  5. Bueno si tienes otro blog máquina jeje. Que guapo está. Es verdad, el sabado por la noche hizo una pedazo luna increíble, debido al Tsunami de japón. Es la típica luna de las historias de elfos de la edad media, desde los grandes bosques, desde su interior, miras al cielo y allí está, grande y resplandeciente... espero que no dejes este blog que aquí está otro lector más, saludos!! lavidaperfecta.webcindario.com

    ResponderEliminar
  6. Gracias Samuel... Un gusto tenerte por estos lares... este es mi blog de escape... cuando se me llena el subconciente y Las Puertas no alcanzan lo descargo aqui.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hola...
    Espero que andes bien..
    Llegue a tu Blog por el de Samuel
    Y què bien encontrar una entrada con relaciòn a la Luna...La verdad es que cansada de la misma sensaciòn de no tener una càmara a mano cuando estaba tan hermosa..Como en estos tres ùltimos dìas..Ayer le pedì prestada la càmara a mi padre(Aunque el no se diò cuenta) y saquè fotografìas..Aunque no eran como ver con mis ojos la hermosura de aquel titàn Inmenso...Supongo que la mejor fotografìa que tendrè de aquella Luna es la de mi cabeza =) Espero que no se moleste por llegar asì derrepente aquì comentar sin permiso..Y aquellas cosas=) Un saludo!

    mandarinitha.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. ShiseHime, es un gusto tenerte por aqui, y si comentas mejor aun (te remito al post anterior).

    Asi es, esa luna era muy especial, y la carencia de camara es uno de mis más grandes pesares. QUe bueno que pudieras sacar tus fotos!!!

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar